Después de casi diez años de no datear, ahora llevo tres haciéndolo semi frecuentemente y he recopilado una serie de datos potencialmente valiosos si los saben aprovechar; tanto para la primera, como para las subsecuentes. Y TODOS aplican para AMBOS LADOS, ¡así que ni empiecen!

  1. Arregladitas y aderezadas ACORDE a la ocasión. Basiquísimo. Dado que lo más seguro es que no sea una fiesta de gala, no tienen que ser sus mejores trapos, pero sin duda tampoco es provechoso llegar hecha una garra. Maquillaje, peinado apropiadamente acicalado y atuendito son totalmente primordiales. Las primeras impresiones son las primeras impresiones.
  2. Puntualidad. Yo voy a llegar por ustedes JUSTO a la hora que dije que iba a llegar: ni un minuto antes ni un minuto después (ask around). Y si bien ustedes tienen una ventana de tolerancia como de diez, quince minutos por «ser niñas» y lo que sea… tampoco abusen. Se ve fatal que nos hagan esperar como perros en la calle. Mínimo si van a demorar, inviten a pasar y sírvanos un refrigerio. Mi primera novia me hacía esperar entre veinte minutos y media hora siempre, de cajón. A la fecha me hubiera pelado a los cinco de no saber nada de ella, claro está.
  3. Siempre tiene que haber alcohol. En las primeras tres o cuatro citas, siempre debería haberlo. Todo en la vida es mejor con alcohol, pero las citas más. Aparte… es la manera más fácil de que la cita termine como Dios manda. Y si todo falla, por lo menos te pusiste un pedo de terror y ya medio valió la pena. 
  4. Si no tienes una chamba súper dúper interesante (tipo rockstar o astronauta) no hablar toooodo el tiempo de lo que haces. ¡¿Para?! Es la manera más fácil de aburrir a alguien que no hace lo mismo que tú. No digo que no nos interese (hay partes super importantes del empleo de cada quien, tipo horario de entrada, de salida, disponibilidad de tiempo y demás) pero los detalles y el día a día… ¿¡Eso qué!?
  5. No estar de mustia. Si no vas a poder chupar entre semana, conviene más esperar y agendar hasta el fin. Y lo mismo con la comida: Si vamos a pedir pura ensalada y agüita de jamaica… Mejor nos quedamos cada quien en su casa y nos vemos otro día.
  6. Coqueteo. ¡Ufff! No es indispensable, pero cuando lo hacen bien… ¡Líbranos del Malamén! Aunque no se vaya a armar nada ese mismo día, nunca está de más y es un detalle inigualable. Un simple guiño de ojo (bien hecho) y nos vamos de boca. Aunque hacerlo mal también les daría puntos por intentar. A nosotros definitivamente no.
  7. Seguridad en sí mismo. De lo más importante. Saberse guapa. O saberse lo que sea, pero saberse. Las inseguridades que se queden en su casa, por favor, ¡son de ultra hueva! Ya estamos saliendo con ustedes, ergo, nos gustan. Y al revés. Nada más patético y lamentable que un adulto inseguro y celoso. ¡¿Cuántos años tienes, pinche ridículo?!
  8. Etiqueta para con la cuenta. ¡Ándele! Ahorita regresamos a eso, que es más tardado.
  9. “3-date-rule”. No se hagan las que la Virgen les habla, ya no estamos en la prepa. ¿Se va a armar o no? A nuestra edad ya no tenemos todo el día. 
  10. Brazilian INDISPENSABLE. Se ve mejor, se siente mejor, sabe mejor, se oye mejor, huele mejor, se LIMPIA mejor… Puras ventajas.

Porque ¿qué diablos procede con la cuenta? Para uno, como hombre, es muy sencillo: hay que pagarla y listo. Pero ahora ya todos estamos muy sensibles y ofendidos de todo. Que si me dijo, que si no me dijo, questo y quelotro. Yo estoy dispuesto (y preparado) a invitar a mi date a donde sea que vayamos y no necesito que pague “su parte” ni mucho menos. Sin embargo, no está nunca de más el gesto -aunque sea meramente simbólico- de ofrecer pagar su parte o lo que sea. Yo soy de la idea de no permitir que eso suceda, por lo menos en la primera cita, pero el gesto cuenta. Y cuenta mucho. Mi date no va a pagar nada en la primera cita y listo, sólo no está a discusión. Ahora, si me van a decir que eso es ser machista… mejor aquí la dejamos y nos vamos todos a dormir. En las siguientes citas lo podemos platicar con mucho gusto y no me opongo a que paguen “su parte” o me inviten de vez en cuando. Porque la neta es que sí bebo (y como) mucho más que mis galanas y entiendo que no me quieran invitar la peda completa. Ni mis jefes quieren hacer eso ya, es pésimo bisne, definitivamente. Para eso está si quieren el cine, las palomitas, el estacionamiento (que es a veces más caro que el mismo cine, pinches ratas) o lo que sea, no tengo bronca. Aquí el meollo del asunto, y deténganme si me equivoco, es la congruencia. Porque el Feminismo es una causa maravillosa y urgente en el mundo. De hecho, ya nos estábamos tardando HARTO… pero siento que a veces falta algo de congruencia. Porque de las treintaialgunas mujeres con las que he salido en estos tres años, sólo cinco o seis me han invitado a mí a salir, pagado “su parte”, o cooperado siquiera para el estacionamiento. Y han sido de todas las escolaridades, nacionalidades, estratos sociales y toda índole y calaña que se les pueda ocurrir. Desde teiboleras con secundaria trunca, hasta mujeres con siete maestrías en Oxford. Desde baristas que ganan mil pesos al año, hasta CEO’s de empresas cabronas que ganan ocho mil euros a la semana. Desde chakas de Chimalhuacán, hasta “niñas bien” del Pedregal. Sudamericanas, chilangas, regias, tapatías, gringas, europeas… Nada de eso es indicador de nada, al parecer. En todos lados hay tacañas y en todos lados hay mujeres rifadas y congruentes también, obvio. Pero son las menos. Ustedes saben quiénes son. Y Ustedes también.

Y sí, reconozco que a algunas sí las medio usaba… pero también muchas de ellas me usaban a mí. Flojito y cooperando, como siempre. Mi favorita (de entre las que me usaban) era una regia exitosísima que me hablaba siempre en jueves, después de las dos de la mañana para que la recogiera en algún antro fresa, íbamos a su casa, deshacíamos su cuarto, nos desmayábamos y me corría en punto de las ocho de la mañana sin siquiera darme las gracias. Ése fue el date más primermundista que he tenido en la vida. Sueño de mujer, apréndanle todo lo que puedan. Porque si de algo estoy convencido es de que “mujer que no coge, es porque no quiere”. Todos estamos a una llamada de distancia. Cuando sea, a la hora que sea. Siempre y cuando estemos en su misma liga o alguna inferior, obvio. Porque alguien de dos (o más) peldaños arriba, difícilmente haremos caso. Nosotros no tenemos que andar mendigando cochambre, ya tenemos suficiente; pero cualquiera de la suya… Díganles “rana” y van a ver cómo saltan. Salvo que se hayan cogido al Compayito ese mismo día, en cuyo caso chance se harán tantito del rogar. Pero no creo.

Y ojo, todo este borlote de la cuenta no tiene nada que ver con esperar “get lucky” al final de la noche, ni ningún otro tipo de favor o recompensa. Si pago yo, si pagan ustedes, si nos vamos a michas, si nos invita la cuenta el lugar porque somos de huevos, si nos pelamos sin pagar por borrachos o lo que sea en el mundo… nada tiene que ver con esperar nada a cambio, de ningún tipo. Ni a nosotros nos da “derecho” a nada si pagamos, pero a ustedes tampoco. Evidentemente. Ahora, cabe destacar, que si estamos saliendo… justo es para remojar el Autoestima. Si no, ¿para qué rayos, mujer? Si los dos estamos aquí, estamos partiendo de la premisa de que les gustamos nosotros de vuelta, ¿no? Y bajo esa premisa… ¡pues a lo que vinimos! Yo digo. Muy de preferencia desde la primera cita. Como dije arriba: después de los treinta ya no tenemos todo el día para andar danzando tres meses a ver si se da en algún punto. Si no es en la primera, no pasa nada. Lo mismo con la segunda; pero si a la tercera tampoco, claramente no habrá una cuarta. ¿Qué estamos haciendo aquí? Bye! Bendito sea Deus, nunca me he visto en la penosa necesidad de tener que dar a alguien de baja por agotamiento de citas de ventaja.

Fuera de eso, y ya que estamos aquí, pienso que no está de más puntualizar los aspectos a calificar, de los cuales hablamos hace unas semanas y, al parecer, hubo algunas dudas. Todos tenemos una calificación, que como yo lo veo, proviene de algunas sub-calificaciones previas. Nosotros las calificamos, pero ustedes también a nosotros; no se hagan roscas. Y está bien que lo hagan, hace todo más ágil. Porque como ya establecimos, dieces no salen con seises, salvo que haya lana o intereses de por medio. Tanto de ida, como de vuelta: “Lo que es parejo, no es chipotudo.”

-Físicamente. La típica. Con ropa. La más importante al principio. Todos sabemos la nuestra. Los hombres somos un poco más optimistas que realistas y ustedes más pesimistas, pero a la hora de la hora, todos sabemos dónde vamos, i.e. quién está en nuestra liga y quién no. Hay maneras de saltar de liga, pero involucran habilidades especiales.

-Físicamente encuerados. Más importante aún. Tiende a ser similar a la primera, pero no necesariamente lo es. En el mejor de los casos debe ser más alta, pero tristemente no siempre lo es. Hay gente que se ve mejor vestida, hay gente que se ve mejor encuerada, hay gente que se hace justicia a sí mismo. ¡Dominas!

-Personalidadmente: Qué tan agradables somos. Cuenta tanto sobrio como con tragos. Pero no sólo es eso, cuenta educación, sentido del humor, modales y todo lo que nos hace convivibles o inconvivibles. Si ni tus propias amigas te soportan cuando empedas… ¿por qué tendríamos que hacerlo nosotros?

-Rifadez para remojar: Evidentemente CRUCIAL. Por más elevadas que sean las demás, si ésta no es de mínimo ocho, no sirven para absolutamente nada (las calificaciones anteriores, no ustedes, relájense). OJO: y no estoy hablando de experiencia, elasticidad ni nada así, cuantificable. Puedes ser totalmente nueva -a mi edad espero que no, ¿qué has hecho con tu vida, mujer? – y/o inelástica cual fisicoculturista… y no importa, siempre y cuando te rifes. Suena fatal, pero no se me ocurre ninguna otra manera de ponerlo. #Desenmústiense, no les va a pasar nada y lo van a disfrutar más. Neta. Obviamente no siempre, ni todo con todos, y menos en las primeras veces, donde todo mundo le está midiendo el agua a los camotes; pero cuando el momento y la pareja se presten… dense. Ahora sí que “déjense ir como gorditas en tobogán”. Luego me dan las gracias.

Y a propósito de esto, haremos ahora partícipe del debate, de nueva cuenta, a ese falso villano, erróneo tabú, misterio millennial, que es el… Feminismo. ¡Chan, chan, chan! Porque todos sabemos, pero nadie sabe-sabe. Intuimos algunas cosas, chismeamos algunas otras y gorreamos el resto. Pero la verdadera ciencia de las cosas es que no debería ser ni villano, ni tabú, ni misterio. Es más, ni siquiera debería de ser exclusivo de las mujeres, los hombres también deberíamos de ser Feministas. Porque ser Feminista no es odiar a los hombres, castrarlos, ni mucho menos. Simplemente es igualdad de derechos y obligaciones para todo mundo. Lo cual me parece URGENTE. Desde igualdad de salarios, hasta igualdad de circunstancias y de trato. Desde no sabrosear a las mujeres en el metro, el gym o la escuela; hasta no tachar de “joto” a quien se depile las cejas, use cremas para dormir o tenga un poco de “inquietud anal”. Win-win situation! Sólo ojo con el Sentido Común: en las reglas de arriba, por ejemplo, que sean para ambos, no significa que apliquen igual, sino de manera equitativa. La puntualidad es implacable para nosotros y medio laxa para ustedes, se les pueden dar cinco minutos de tolerancia sin ningún problema, por aquello de la bolsa, las llaves, darle de comer a la mascota… ese tipo de cosas. Ustedes se deberían de dar aunque sea una manita de gato (sobre todo si no son Miranda Kerr) y nosotros deberíamos llegar correctamente afeitados y lustrados. Y si nosotros nos hiciéramos Full Brazilian, sólo se vería excesivamente raro y desagradable… pero sí hay que hacer un esfuerzo por estar “al tiro”. Teabbagear una bola de pelos es algo que nadie nunca debería tener que hacer. Dando y dando, pues. Sé de buena fuente*, y pienso que tiene todo el sentido, que si las mujeres pudieran vivir más en paz cuando salen de sus casas, sin tenerse que preocupar de “piropos”, arrimones, dick-picks y demás monserga generalizada, tendrían un concepto mucho más aliviando y buena onda de su propia sexualidad y, por ende, del Remojamiento de Autoestimas en general y, por consecuencia, serían considerablemente menos mustias.

Ahora, no por exigir trato igual para todos, debería de ser llamado “Igualismo” o “Humanismo”. Ésas son cosas diferentes. Pongan atención tantito: Entiendo que el término puede ser confuso, pero lo que el Feminismo hace es meramente “nombrar la problemática. Y es muy claro que ha existido una desigualdad de género donde la mujer ha sido la perjudicada. Visibiliza el porcentaje de población ignorado”. *

Ahora, no confundir Feminismo con Pendejez. Son dos cosas ampliamente separadas. “La palabra estudianta no está registrada en el Diccionario.” Ni debería de estarlo. Cita textual del Diccionario de la Real Academia Española. No empecemos a deformar el idioma por modas ridículas. Y ojo con dónde empieza la cita, y dónde acaba, que las comillas no están de adorno. Luego no quiero que me reclamen cosas por no saber leer, como siempre. Les dejo un link por si alguien quiere leer más al respecto. ¡NO LO DIGO YO, LO DICE LA MALDITA CIENCIA! https://www.lavozdegalicia.es/noticia/cultura/2018/01/05/lenguaje-inclusivo-tonteria/0003_201801G5P34991.htm

Pero, en resumen, lo que dice Concepción Company (Googleen) es: “Le hablo como gramática e historiadora de la lengua: es una tontería; así, tranquilamente.”

Y regresando a la calificación…

-Todo eso nos da el Subtotal. Como el precio antes de impuestos. Porque… A esto se le suman puntos o décimas, positivos o negativos por cosas como:

Cercanía, horarios de trabajo, línea de trabajo, aliento, higiene, puntualidad, ortografía, familia política, amigos, amigas, celos, mascotas, tamaño de las mascotas, vivir sola, compatibilidad de gustos, régimen alimenticio, tatuajes, perforaciones, nivel de alcoholismo, buenacopés, depilación, civilización general, convivencia con gente que no conoces y un larguísimo etcétera.

BTW, si alguien se quiere apuntar… ahorita estamos aceptando candidatas.

Yo mero:

  • Físicamente, con ropa: 10. (@jmirandamx en IG si no me creen)
  • Físicamente, encuerado: 10. (pidan sus fotos por DM)
  • Personalidadmente: Sobrio ya soy muy amargado, digamos 8, si acaso. Con tragos encima: 10 cerrado, soy un sueño. Y sobre todo, los suegros siempre me AMAN. Del tipo que les canto “Las Mañanitas” en USTED y todo. Algo como: “Despierte, señora despierte. Mire que ya amaneció”. Simplemente hermoso.
  • Rifadez para Remojar: Con gorrito me da una hueva estrepitosa, probablemente 7, en el mejor de los casos. Sin gorrito, 11 sin bronca.
  • Puntos más o menos, dependiendo de quién juzgue (váyanme siguiendo con la lista de arriba): Vivo en Mixcoac, no tengo horario fijo de trabajo, me lavo los dientes con harta pasta y enjuague tres veces al día, por lo menos; me baño (no sólo me remojo en agüita caliente) todos los días sin falta; llego siempre a la hora que dije, ni un minuto antes, ni uno después; diccionario ambulante; mi familia directa es a todo dar, todos chupan como degenerados, mis jefes son un sueño de suegros; mis amigos son de ULTRA HUEVA y nos sirven para nada, se los cambio por los suyos cuando quieran; soy CERO celoso; mis roomies tienen un gato, pero no es mío; vivo con dos roomies, pero eso está por cambiar; omnívoro; tres tattoos (en la chichi derecha tengo un ancla, que es mi tributo al mar; en la izquierda una Princesa Caramelo, que es como le decía a mi esposa, junto con la fecha de la boda; y en la espalda la portada de “The Triumph of Steel”, de “Manowar”), cero piercings; completamente alcohólico; la mejor buena-copa del Universo; siempre adecuadamente trimmeado; civilización nivel Bond; mejor amigo instantáneo de todos, siempre que pueda chupar y un larguísimo etcétera.

Ojalá les haya servido de algo, o más bien… Ojalá ME sirva de algo. Que está por verse.

#Feminismo

#GetLucky

#SoyUnSueño

#GraciasChule

*@soymamafeminista en IG

2 comentarios sobre “NECESARIO PARÉNTESIS ELOCUTIVO EN EL QUE EL AUTOR ESTABLECE LOS PRINCIPIOS QUE PERMITEN SUS MIRIAVENTURAS”

  1. Como siempre : único y simpático 👏🏻
    No viví, casi nada de lo que escribes, pero en lo básico, estoy de acuerdo.
    Deseándote te sirva todo como dices y seas feliz !

  2. GUAUUU!!! Que gran pieza.
    Original, divertida y con conceptos valiosos.
    Sin duda tomare algunas frases prestadas….
    Gracias x compartir

Los comentarios están cerrados.