QUE TRATA DE LAS MIRIAVENTURAS, DESBARAJUSTES Y MORBO GENERALIZADO ENTRE UNA GUERRERA DEL CATRE, UN CARIBEÑO RASTOZO Y UN MEXICANO TAN ILUSO COMO BORRACHO

A la despedida de soltero de Jaime, un cuate de antaño, llegué un día temprano. Había acordado con una semi galana, teibolera gringa, de nombre artístico Sunshine, que había conocido meses atrás, de vernos ese miércoles por la tarde en un bar afuera del Planet, cuyo nombre no quiero recordar. Seguir leyendo