El arbitrario “Cine de Domingo a la Medianoche” tuvo el bochorno de presentar: THREE BILLBOARDS OUTSIDE EBBING, MISSOURI.

Drama sureño donde una señora denuncia mediante tres espectaculares callejeros a los polis de su pueblo por tirar la toalla -y la hueva- en la búsqueda del violador/asesino de su hija adolescente.

Si bien no es del tipo de movies para las que se inventó el “Cine de domingo a la medianoche”, ésta venía con altísimas recomendaciones y definitivamente no defraudó de ninguna manera. Sorprende de inicio que, a pesar de vivir en un pueblo tan redneck y de quinta como Ebbing, Missouri, el jefe de la policía sea una persona medianamente decente y racional. Sin duda no el poli más capaz ni mucho menos, pero por lo menos no una completa escoria; como sí lo es su compañero poli, Dixon. Este típico poli racista, homofóbico y prepotente parásito social que siempre odiamos en las películas. También sorprende para bien la música, que aunque a ratos sí es medio sureña (no que eso sea malo, soy fan del country rascuacho, de pueblo) también tiene tintes de ópera y algunos otros inesperados que se agradecen harto.

Más puntos a favor:

1. Que el nombre de la protagonista sea Mildred. Un SUEÑO. Siento que así se llaman todas las señoras gringas no-negras sureñas. Es como el equivalente gringo de Consuelo. O Esther. Nadie que haya nacido después de 1950 se puede llamar así. Y listo.

2. Guapísimas las otras mujeres de la historia: la esposa de Woody Harrelson, que sale en Sucker Punch y se parece a mi Paola, pero menos guapa. ¡Ufff! Y la novia adolescente del ex-esposo, que es una especie Margot Robbie falsa y ojona pero UN AVIÓN, igual que la original.

3. Gran plot twist y gran final, sin duda.

Lo único que me parece un poco inverosímil es la falta de celulares en el pueblo. Siento que, a pesar de estar situada en tiempos modernos, nadie tiene celulares a la mano para documentar los sucesos tan desastrosos que frecuentan ese lugar. Si yo viera a un poli aventar a un cabrón por la ventana y luego bajar a terminar de reventarlo… Procuro esconderme, obviamente, no quiero que me plomee como a un perro en la calle, pero sin duda saco el teléfono y hago tomas detalladas de todo el acontecimiento. Y lo mismo haría TODA la gente alrededor, no hay forma de que se vaya sin por lo menos seis videos diferentes. Pero bueno, sólo ese pormenor.

Bien merecido Oscar para Mildred, sin duda, actuación monumental. Le daremos un gran 9 de CDM. Y sólo no es 10 redondo porque definitivamente no es mi tipo de movie, pero la neta es que es BUENAZA.

Pautas del “Cine de domingo a la medianoche”: aquí.