El subdesarrollado “Cine de domingo a la medianoche” tuvo la presión de presentar: GEMINI MAN. 

La nueva del maestro Will Smith. La premisa va por la típica del asesino a sueldo que se quiere retirar y, por una u otra razón, los antiguos jefes no lo quieren dejar. Uno pensaría que después de tantas y tantas movies que tratan de lo mismo, la gente que se dedica a tan valiosa profesión, aprenderían algo y no se retirarían, o, más bien, desaparecerían del radar antes de que los manden “despachar”. Pero no. 

En este caso, el plot twist interesante radica en el hecho de que la persona encargada de matar a Will Smith es, justamente, Will Smith. Esto es posible gracias a que, a mediados de los noventa, algún científico loco lo clona literalmente y lo entrena para ser tan bueno como el original, o mejor. El clon no sólo es más joven, sino que también le quitaron el gen de la consciencia, del remordimiento, la empatía, el dolor y demás, para ser mejor soldado y hitman. Si a mí me preguntan —y sé que no lo harán —pienso que ese feature tiene todo el sentido. Si vas a clonar a alguien (y urge que lo hagan), pienso que conviene ponerle y quitarle rasgos que pimpeen al original. 

Si el original, por decir algo, era un prodigio de la guitarra (como Jason Becker), y existe la posibilidad de quitarle la esclerosis, pienso que no estaría de más hacer al clon libre de eso. Si el original era un compositor y pianista bestial (como Ray), tampoco estaría de más quitarle la ceguera al clon. Y si el original era un sueño (como yo), pero alcohólico como pirata con depresión, no estaría de más bajarle dos rayitas por ese lado. 

La movie funciona como película de acción por la cantidad abismal de plomo involucrada, las locaciones exóticas, las armas de vanguardia; y por el lado científico, la clonación, que también es interesante y polémica. Porque al final, el villano tiene un buen punto: es mejor mandar a la guerra a clones modificados, que a gente con padres, hijos, hermanos, y que además sienten dolor, remordimiento, cuestionan órdenes y demás. Yo por supuesto que estoy a favor de la clonación, siempre y cuando no se experimente a costa del sufrimiento de animalitos. 

Puntos buenos: Will Smith siempre rifa, balazos en forma, acción de primer nivel. 

Puntos malos: Premisa medio lela. Siento que debería haber habido más sangre y vísceras. A ratos se vuelve lentona y da sueñito. 

Le daremos un amigable 7.5 de CDM.