El lluvioso “Cine de domingo a la medianoche” tuvo el afán de presentar: CONCUSSION.

Will Smith VS la NFL a principios de siglo, donde discuten si jugar americano te puede dejar idiota o no. A la fecha pienso que es un poco “No shit, Sherlock”, pero así como fumar no era evidentemente dañino en algún punto, esto tampoco. Lo que me sorprende es que se hayan dado cuenta hasta hace relativamente poco. Golpearte la cabeza 300+ veces a la semana durante cuarenta años puede ser dañino. ¿¡Quién hubiera dicho!? Eventualmente la liga tuvo que aceptar que sí te puede dejar idiota y “28% de los jugadores profesionales” terminan con algún tipo de enfermedad cerebral.

La movie es lenta como la cuaresma y el acento de Will Smith sí es un poco exagerado y tal, pero igual es buena y sobre todo interesante. Explica un poco también UNA de las razones por las que todo mundo abuchea a Goodell cuando anuncia un pick en el draft de cada año. Fuera de eso… Ni los niños van a dejar de querer ser jugadores profesionales cuando crezcan, ni los fans vamos dejar de verlo. Ellos porque seguido no tienen de otra (es jugar americano o ser para siempre repartidor de pizzas, si bien les va) o porque de plano es un sueño para muuucha gente: hacer lo que te gusta, ganar una fortuna al año y tener todo en el mundo (aunque sea por 20 años, antes de quedarte pegado) vale totalmente la pena. Yo me apuntaba sin pensarlo. Y nosotros porque es el deporte más espectacular de la vida. “(La NFL) Son dueños de un día de la semana. Y es el día que solía pertenecer a la iglesia”. Yo con todo lo asno y mandilón que era con mis novias, incluso ellas sabían que los domingos NO CUENTAN CONMIGO. Nunca. Pase lo que pase, sea el cumpleaños de quien sea, el evento que sea, nada interrumpe nunca el sagrado ritual que es ver el americano los domingos. Le daremos un decoroso 7 de CDM.

Pautas del “Cine de domingo a la medianoche”: aquí.