El ingrato “Cine de domingo a la medianoche” tuvo el ocio de presentar: BRAWL IN CELL BLOCK 99.

Vince Vaughn en papel no cómico. Y antes de que digan “qué horror, ni muerto veo eso”, relájense un chingo y denle chance. Entiendo que todo lo quesque “dramático” que le hemos visto a esta persona anteriormente ha sido un crimen, pero denle chance, no se van a arrepentir. No es drama disfrazado de comedia, como luego aplica el desgraciado, es drama en forma, bien hecho, crudo y duro.

Este brother es un narcomenudista de poca monta que se hace arrestar con tal de salvarle la vida a unos polis (porque #patriota, gringo idiota y esa cantaleta que les encanta). Ya estando en el bote, los narcos a los que traiciona por salvar a los polis le secuestran a la esposa embarazada y le dicen que tiene que conseguir su transfer a otra cárcel para matar a otro reo y le tiran la amenaza más loca que he escuchado: cortarle los miembros a su bebé dentro del útero de la mamá sin matarlo. Damn! Rudeza innecesaria, quince yardas de castigo, no te pases de rosca. Dado lo cual, el pobre ingrato tiene que violentar a los guardias del lugar para que lo transfieran al penal de máxima seguridad. Una vez ahí, sigue partiendo caras y huesos hasta llegar con el mero mero malo.

La movie es buena, muy violenta y todo en orden, peeeero siento que otro actor sería más convincente. No que él lo haga mal ni mucho menos, pero siento que sí está ya un poco demasiado encasillado en comedia y tragicomedia barata. De entrada, el tattoo en la pelona no se lo compro por ningún motivo; después, verlo partir huesos y abrir cráneos, menos. Me hubiera gustado alguien más maloso, tipo Dolph Lundgren o Gerard Butler.

Fuera de eso, viendo las cárceles gringas y cómo se quejan todo el día los reos, claramente no tienen idea de lo que es una cárcel en forma. Por lo menos allá tiene cada quien su celda, o un cellie, a lo mucho. Aquí tener tu propia celda te costaría miles de pesos al mes, de lo contrario, compartirías con otros veinte rufianes y dormirías de pie porque ya ni en el piso hay lugar para acostarse. No hay punto de comparación.

Puntos buenos: violentísima, verosímil, bien actuada, música bien seleccionada. La amenaza inicial es un sueño.

Puntos malos: Vince Vaughn podría ser reemplazado fácilmente y resultaría mejor. La esposita embarazada es la niña de Emily Rose y me saca mucho de onda, terror de mujer. Bien podría ir en Puntos Buenos por la índole de la película, pero no estoy seguro.

Le daremos un inusual 8.5 de CDM.