Ahora que pronto cumplo tres décadas -tres malditas décadas- me gustaría hacer un recuento de daños, aciertos y datos random. Digan lo que digan… se acabó la juventud OFICIALMENTE y se viene todo en picada más rápido que pecero en San Jerónimo. Más de quince años de ir regularmente al gym consumidos en menos de diez por cantidades abismales de ron, coca y mineral. La condición que teníamos en la prepa se fue directo al traste y ahora sufrimos cuando se descompone el elevador del edificio. Antes contábamos el tiempo en años escolares y cada uno duraba para siempre; ahora lo contamos en Mundiales y parece que fue ayer que nos eliminó Maxi en Alemania.

Me casé a los 27 con el amor de mi vida y me divorcié a los 29. Una lista infinita de cosas que hice (o hicimos, pero principalmente hice) tiraron al caño siete años de noviazgo de ensueño y un muy ajetreado año y medio de casado. Llevo cinco mudanzas en dos años, cuatro galanas, tres empresas, dos nuevos mejores amigos y una conciencia más negra que Seal. He estado en 131 lugares del mundo (42 sólo de México), en 31 países diferentes y 3 continentes. No creo en Dios ni ningún tipo de fuerza sobrenatural que dirija todo el show, no creo en tener hijos, no creo en los horóscopos, no creo en las relaciones de “amistad” entre personas de sexos opuestos; ni en nada que el método científico no pueda demostrar. Creo, en cambio, que el amor verdadero sí existe, que el dinero sí puede comprar la felicidad; que las mujeres si no dan lata, no están contentas; que si no tiene carne animal, no cuenta como plato fuerte; que el agua oxida y que la recepción de Dez contra GB era completa. Llevo casi 50 buceos entre México y el Caribe que incluyen dos de noche, un barco hundido, cuatro cenotes y un Blue Hole. He estado en más de 50 conciertos de todo tipo que incluyen cinco de Metallica, dos de Marsalis, uno de Skrillex y ningún festival AFORTUNADAMENTE.

La idea sería duplicar todas estas cifras en los próximos treinta años… siempre y cuando no nos petateemos en el festejo de los treinta. Al que por cierto, están todos invitados. (Bueno no, no todos TODOS, la neta. Pero casi.)

En este blog voy a estar escribiendo de la manera más puntual posible mis opiniones en temas tan variados como los deportes, la religión, el cine y cualquier otra cosa que me interese; así como las aventuras y desventuras que lo merezcan.

Enjoy.